Home»Agenda»Gendarmes, nuevos policías y millones: el Presidente anuncia su «megaplan» de seguridad para el conurbano

Gendarmes, nuevos policías y millones: el Presidente anuncia su «megaplan» de seguridad para el conurbano

0
Shares
Pinterest Google+

El Gobierno lanzó un megaplan de seguridad en el conurbano con una inversión de 37.700 millones de pesos. El anuncio, que encabezó el presidente Alberto Fernández, incluye el envío de 3957 gendarmes y la construcción de 12 nuevas unidades carcelarias y alcaidías, lo que generarán 5000 nuevas plazas para presos.

Preocupado por el incremento del delito, pero fundamentalmente por la creciente violencia, que incluyó en las últimas semanas tomas de tierras en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires, el Presidente les hizo un guiño a los intendentes del Gran Buenos Aires: 10.000 millones de pesos irán directamente a las arcas de los jefes comunales, uno de los pedidos que le elevaron al jefe del Estado ante las diferencias con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

El argumento fue la necesidad de acelerar la compra de equipamiento, como chalecos antibalas, cámaras de seguridad, armamento, municiones, tecnología analítica aplicada y patrulleros.

«La seguridad no es únicamente tener efectivos en las calles. Sabemos de las carencias que vive la Policía de la provincia, así es muy difícil manejar esa policía. Estamos yendo al auxilio de argentinos que viven cruzando la General Paz. Más allá de la pandemia, el problema de la inseguridad en la provincia de Buenos Aires es lo que más nos preocupa», dijo el Presidente.

Y, flanqueado por el gobernador Axel Kicillof; la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y Berni, agregó: «Hoy estamos dando un paso. Espero que sirva y que todos nos unamos para luchar contra el crimen. Los oficialistas y los opositores. Para enfrentar a la pandemia y para enfrentar al delito».

Además del desembarcó de las fuerzas federales en los distritos más calientes del conurbano -se desplegará la segunda etapa del plan Centinela-, Alberto Fernández y Kicillof informaron que se incorporarán 10.000 nuevos policías, que se formarán en academias descentralizadas en los diferentes municipios durante18 meses, y se construirán 4000 paradas de colectivos seguras (con cámaras de seguridad, botón antipánico y WiFi) en los principales corredores del conurbano, que tendrá una inversión de $3370 millones.

«Este es un acto importantísimo. El plan que se está anunciando es uno de los más grandes de los que se tiene memoria. En los próximos días vamos a anunciar un plan integral para toda la provincia», destacó Kicillof.

Desde la quinta presidencial de Olivos, el jefe del Estado mantuvo una videoconferencia con los intendentes Mayra Mendoza (Quilmes), Gustavo Posse (San Isidro) y Gustavo Menéndez (Merlo), que estuvieron acompañados por el jefe de la bancada de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero –que también dio parte de los detalles–, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

En medio de la polémica por el debate de la reforma judicial en el Congreso, el Presidente también le dedicó un párrafo a la Justicia. «Espero que algún día la Justicia deje de ser selectiva y castigue a todos, porque el delito no es patrimonio de los pobres; es un mecanismo para estigmatizar la pobreza. Espero que la Argentina entienda que debemos cambiar. Cuando hablo de cambiar la Justicia también hablo de eso. No es buscar la impunidad de nadie, es buscar la sanción del que actuó mal», describió.

Cafiero fue el encargado de anunciar la construcción de 12 nuevas unidades carcelarias y alcaidías, lo que generarán 5000 nuevas plazas para reclusos. Las obras, según explicó, estarán a cargo del Ministerio de Obra Pública, que lidera Gabriel Katopodis, costarán 20.531 millones de pesos. También se avanzará con la refacción de 96 comisarías distribuidas en los 24 partidos del GBA, con una inversión estimada de $3072 millones y la compra de unos 2000 patrulleros.

Así, decidido a no quedar atrapado en una disputa política entre la provincia y los jefes comunales, el Presidente intervino directamente y salió al rescate del gobierno provincial que, al igual que la mayoría de las administraciones provinciales, tiene los números en rojo.

Fiel a su estilo, el Presidente hizo equilibrio entre todos los presentes. Resaltó a Frederic y a Berni, a intendentes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio, e hizo propias las palabras de Mayra Mendoza sobre la desigualdad.

«La desigualdad es la primera promotora del delito. Hay que darle al que peor está la oportunidad de salir de ese lugar, que no se dejen tentar por el crimen como salida. Pero si alguno se tienta y delinque, el estado de derecho dice que hay que aplicar la Justicia», dijo el mandatario en línea con la jefa comunal de Quilmes.

En la residencia de Olivos, junto al Presidente, estuvieron Jorge Macri (Vicente López), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan José Mussi (Berazategui), Juan Zabaleta (Hurlingham), Fernando Espinoza (La Matanza) y Juan Andreotti (San Fernando).

«Si este plan funciona y hay menos impunidad, va a haber más gente en las cárceles. «A los vivos les aviso que vamos a ser implacables con ellos. Con el Código Penal en la mano, pero vamos a ser implacables», advirtió el Presidente.