Home»Agenda»Crece la tensión Nación-Ciudad: González García criticó las «actitudes aperturistas permanentes» de Larreta

Crece la tensión Nación-Ciudad: González García criticó las «actitudes aperturistas permanentes» de Larreta

0
Shares
Pinterest Google+

En el contexto del anuncio de prórroga por 90 días del bono a los trabajadores de la salud, el ministro de Salud, Ginés González García, se sumó hoy a la ola de críticas del Gobierno hacia la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, a quien el viernes pasado le fuera recortado el 1,18 de la coparticipación federal para redireccionarlo a la provincia de Buenos Aires.

«En ningún lado la Nación puso tantos recursos como en la Ciudad, nadie puede decir que se le quita nada», dijo el ministro de Salud, en la previa de una nueva discusión con el gobierno porteño de cara a la continuidad de la cuarentena. González García dio como ejemplo que «500 respiradores» fueron donados desde Nación a la ciudad», y fue más allá: anticipó que en la discusión que comenzará en pocas horas «le pediría a la Ciudad que sea solidaria como lo fueron con ella» cuando la mayor parte de los casos se concentraba en el AMBA.

El ministro de Salud afirmó que «el presidente Alberto Fernández está abierto a recibir a todos los gobernadores», y relativizó de ese modo la disputa por los fondos de la coparticipación, que el gobierno porteño llevará en las próximas horas a la Corte Suprema para frenar el decreto que redireccionó fondos (serían unos $13.000 millones este año) a las arcas bonaerenses. «En las charlas que tenemos, y que vamos a tener, estamos disintiendo con las actitudes aperturistas permanentes de la ciudad de Buenos Aires», afirmó el ministro en la conferencia de prensa en la que se anunció la continuidad del bono.

Desde el gobierno porteño, que luego del anuncio de quita de fondos decidió limitar el diálogo con el Gobierno a la coordinación por la pandemia, dejaron en claro que la apertura de los jardines y terrazas de los locales gastronómicos será (junto con la reapertura parcial de escuelas) uno de los principales pedidos de autorización para la nueva etapa.

«Lo de la recreación para los pibes me parece razonable. Pero que los bares sean la base de la disputa… si no podés controlar, no podés hacer una apertura. Y eso no se puede controlar», concluyó el ministro, dejando en claro que la discusión entre Nación, ciudad y provincia no será armónica tampoco esta vez.