Home»Agenda»El Gobierno admitió «fallas de coordinación» y apuesta a la exposición de Guzmán en Diputados para tranquilizar al mercado

El Gobierno admitió «fallas de coordinación» y apuesta a la exposición de Guzmán en Diputados para tranquilizar al mercado

0
Shares
Pinterest Google+

Con una economía en crisis, “una falla de coordinación” en la implementación de las nuevas restricciones para la compra de dólares entre el Ministerio de Economía y el Banco Central fue lo que generó la “incertidumbre”. Con el riesgo país y el dólar blue, en alza, y las acciones argentinas en Wall Street en baja, el Gobierno admitió parte de la responsabilidad por la caída general de hoy, aunque apuesta a que la intervención de Martín Guzmán mañana en el Congreso despejará todas las dudas.

“Mañana [cuando Guzmán asista a la reunión de la comisión de Presupuesto] se va a ordenar”, dijo uno de los hombres de confianza del presidente Alberto Fernández.

La decisión del Gobierno, que así recortó la demanda de dólares al reponer la retención del 35% a cuenta de los impuestos a las ganancias y a los Bienes Personales, lo que llevó de $103 a casi $131 el precio efectivo de acceso a la divisa, fue un golpe a la confianza. “Es un tapón necesario, había que frenarlo; una situación temporaria. Pero no es una medida aislada, el famoso plan se va a ver mañana. Guzmán va a presentar un programa completo: fiscal, cambiario y monetario”, describieron fuentes oficiales.

El problema, una vez más, fue que Guzmán y el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Ángel Pesce, actuaron como dos terminales separadas, según reconocieron desde la Casa Rosada. Esta incompatibilidad entre el Palacio de Hacienda y el Banco Central fue lo que provocó inquietud en el mercado. “Hubo una mala coordinación y se generó un clima de incertidumbre”, agregaron cerca del jefe del Estado.

«Nosotros recibimos un país en terapia intensiva y encima nos agarró el virus. Vamos a poder, porque siempre pudimos. Somos una sociedad experta en caerse y levantarse. Es una experiencia que no le deseo a ninguna otra sociedad, pero nos vamos a levantar una vez más», dijo, con optimismo, el Presidente durante el acto en el que se presentó el Plan de Políticas Ambientales.

El ministro de Economía llegará mañana a la Cámara de diputados tras el cierre de las negociaciones de la deuda con los bonistas bajo legislación extranjera y el envío del proyecto del presupuesto 2021. Para el año próximo, el Gobierno prevé un crecimiento de la economía del 5,5% -este año se prevé una caída del 12,1% del PBI-, una inflación del 29% y un tipo de cambio nominal de $102,4 por dólar para fin del año próximo.

Pero no será un tránsito sencillo el que le espera a Guzmán, según ya anticiparon legisladores de la oposición, la iniciativa contiene inconsistencias y expresa metas macroeconómicas que, en principio, estarían lejos de poder cumplirse.

Según escribió Guzmán en redes sociales ayer por la noche, “es un presupuesto que tiene como objetivo central la recuperación económica y constituye un paso fundamental en el camino de tranquilizar nuestra economía”. Y agregó: “Para ello, tiene como base dos principios. El primero es que no hay estabilización posible sin recuperación de la actividad económica. Y el segundo es la sostenibilidad fiscal como condición necesaria para una economía estable”.

Pese a reconocer que se atraviesa un “momento extraño”, el ministro, uno de los preferidos de la vicepresidenta Cristina Kirchner y que subió en las consideraciones dentro del Gabinete en

las últimas semanas, explicará en detalles el programa económico que impulsará el Gobierno el año próximo, según aseguraron fuentes oficiales.